Header Ads

viernes, 20 de julio de 2018

CONSTERNA E INDIGNA MUERTE DE LIMPIAVIDRIOS A MANOS DE POLICIA MUNICIPAL EN SANTO DOMINGO


      Siria Bello.  Gran consternación e indignación ha causado en la población dominicana la muerte de un limpiavidrios a manos de un agente de la Policía Municipal de Santo Domingo el pasado miércoles, en hecho ocurrido en la Avenida Los Próceres con John F.  Kenneddy, en el sector Los Jardines.

     La violencia que arropa al país se hace evidente cada vez mas y como si todos los feminicidios fueran pocos, los hechos de sangre continúan y este en especial, ha concitado la atención de la opinión pública encendiendo una alarma y elevando una voz de alerta reclamando el cese de la violencia.

     Todo sucedió cuando Mariano Figueroa de Paula, de 45 años y limpiavidrios  intentó intervenir para que una brigada de la Policía Municipal no se llevara apresado y a  la fuerza a un compañero de labores, Johnny García de León, que se resistía a ser detenido en un operativo de organización de la vía pública, cuando el Sargento Angel Ogando Ogando, sin mediar palabras despojó de su escopeta al Capitán de las Fuerzas Armadas Miguel Aladino Mancebo Pérez, Comandante de la brigada, y sin mediar palabras le disparó en la cabeza a Figueroa de Paula. 

     De inmediato fue arrestado por los mismos miembros de la patrulla y llevado al Destacamento del Kilómetro 9 de la Autopista Duarte y actualmente se encuentra guardando prisión preventiva en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva y le será conocida medida de coerción el próximo lunes.   
     
     Varias opiniones han sido vertidas en los medios y en las redes pidiendo que saquen de la institución al agresor, de quien se dice fue el responsable de la muerte de otro limpiavidrios en el año 2016.

     Las imágenes, tanto en video como en fotos han recorrido el mundo captando el momento mismo en que el disparo penetra en la cabeza del humilde hombre, en una secuencia de imágenes cruentas y dantescas. 

     El hoy occiso era un hombre definido como trabajador y buen proveedor de su familia, que hoy llora su pérdida y deja en la orfandad una esposa y tres hijos de 15, 8 y 5 años.

     Fue sepultado alrededor del medio día de hoy en el Cementerio Cristo Redentor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Back To Top